Seguridad Cuando los Tiempos son Difíciles

Dr. Steve Viars April 19, 2020 Romanos 8:31-39

Seguridad cuando los tiempos son difíciles

Romanos 8:31-39

Una de las preguntas que a menudo surge durante un tiempo de prueba o emergencia mundial es: ¿Está Dios enojado con nosotros?

Humanamente hablando, si alguna vez hubo un tiempo donde hombres y mujeres alrededor de nuestro mundo, literalmente, podrían estar abiertos a la discusión de las cosas espirituales, podría ser este momento.

Si ese es el caso, entonces la gente como tú y como yo quieren estar lo más preparados posible para comunicar bien la Palabra de Dios.

Como ocurre con frecuencia en teología y otras áreas de la vida, la verdad se encuentra en algún punto entre dos extremos inútiles y no bíblicos.

1. Algunos pudieran responder a la pregunta “¿Está Dios enojado con nosotros?” diciendo cosas como:

No, Dios es un Dios de amor, Él nunca está enojado con nadie, no tiene nada que ver con la calamidad o enfermedad.

Yo supongo que suena y se siente temporeramente alentador. Es como comer una barra de chocolate con el estómago vacío.

¿Pero son esas afirmaciones verdaderas? Y si lo son ¿qué haríamos con un pasaje como este?

Salmo 7:11 Dios es juez justo, Y un Dios que se indigna cada día contra el impío.

¿Qué hacemos con el libro de Job, que puede ser el libro más antiguo escrito de la Biblia, el cual trata con abiertamente esta cuestión, tirando hacia atrás la cortina y mostrando que, si bien nuestro adversario Satanás fue el originador de las calamidades que se producen en la vida de Job y su familia, nuestro soberano Dios lo permitió para cumplir Sus propósitos eternos?

¿Qué tan importante es que la afirmación de Job en el último capítulo de este increíble libro incluye estas palabras?

Job 42: 2 Yo sé que Tú puedes hacer todas las cosas, y que ningún propósito tuyo puede ser estorbado.

Salmo 135: 6 Todo cuanto el Señor quiere, lo hace, en los cielos y en la tierra, en los mares y en todos los abismos.

Isaías 45: 7 Yo formo la luz y creo las tinieblas, traigo bienestar y creo calamidad; Yo, el Señor, hago todas estas cosas.

Efesios 1:11 En Cristo también fuimos hechos herederos, PUES fuimos predestinados según el plan de aquel que hace todas las cosas conforme al designio de su voluntad,

Estos son sólo una pequeña muestra de los versículos en las Escrituras que afirman la soberanía de Dios que al ser correctamente leídos puede ser una fuente maravillosa de apoyo y esperanza todos los días, especialmente cuando los tiempos son difíciles.

Entonces, si le sugerimos a alguien, en cualquier momento que el Dios de la Biblia no tiene nada que ver con COVID-19, no lo estaríamos representando bien.

En el mismo momento en que el corazón de una persona podría estar abierto a pensar acerca de una relación personal con Dios puede y debe encajar en su existencia debido a que muchas otras fuentes de esperanza potencial resultan poco fiables, la última cosa que queremos hacer es ignorar la verdad bíblica clara y las realidades espirituales importantes.

2. Sin embargo, ¿cuál es otro extremo que queremos evitar? El decir que podemos saber con certeza porque Dios puede permitir que algo suceda en la vida de otra persona o aun en las nuestras.

Bueno, tu pecaste en una manera determinada y por eso no conseguiste el trabajo.

O has hecho trampa en sus impuestos y es por eso por lo que tu cortadora de césped se descompuso.

El principio es simple. Solo porque Dios está haciendo algo y puede utilizar calamidades en la vida de todas las personas, eso no significa que podemos saber específicamente porque el Señor permite que cualquier cosa ocurra en tu vida o en la vida de otra persona.

O si te sucede algo malo, esto comprueba que eres peor que otras personas.

Entonces, ¿dónde nos deja eso?

Podemos decirnos a nosotros y a otros que utilicemos la incertidumbre y el dolor de la vida para tomar las medidas necesarias para establecer una relación personal con Dios a través de la fe en Cristo. O si ya tú eres un cristiano, usa estos tiempos para acercarte más a Dios y crecer a la imagen de Su Hijo.

En otras palabras, deja que el fuego tenga su efecto purificador.

Vemos ese balance perfectamente en la forma en que Jesús manejó esta misma pregunta.

¿Recuerdas en el Evangelio de Lucas que un grupo de personas comunicó a Jesús que Pilato había matado a un grupo de galileos y mezclado su sangre con sus sacrificios paganos?

Y la suposición era que estas personas de Galilea, quienes fueron condenados a muerte eran más pecadores que otros.

Por lo tanto, si soy un Galileo que sobrevivió entonces soy mucho mejor que los otros y Dios esta más contento conmigo que con ellos.

¿Recuerdas la respuesta de Cristo?

Lucas 13: 2–3 Él les respondió: «¿Piensan que estos galileos eran más pecadores que todos los demás galileos, porque sufrieron esto? Les digo que no; al contrario, si ustedes no se arrepienten, todos perecerán igualmente.

Ahí está el punto. Ese es el balance. No podemos saber exactamente por qué Dios permitió que esto sucediera a ese particular grupo de Galileos y ciertamente no fue porque ellos eran peor que otros. Y Jesús específicamente responde esa pregunta con un rotundo NO.

Entonces, no desperdicies la forma como Dios pudiera usar esto en tu vida.

Arrepiéntete y vuélvete a Dios mientras tienes el aliento para hacerlo.

Deja que la calamidad te acerque al Señor y al tipo de vida que lo agrada y lo honra.

Para asegurarse de que el punto estaba claro, Jesús planteó un segundo ejemplo: ¿recuerdas lo que dijo cuando habló sobre la Torre de Siloé?”

Lucas 13: 4–5 ¿O piensan que aquellos dieciocho, sobre los que cayó la torre en Siloé y los mató, eran más deudores que todos los hombres que habitan en Jerusalén? Les digo que no; al contrario, si ustedes no se arrepienten, todos perecerán igualmente".

Estoy esperando y orando, y probablemente tú también que este tiempo de esta terrible calamidad sea utilizado por el Señor para llevar a muchas personas a un conocimiento del Salvador que es Jesucristo.

Romanos 6:23 Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

Juan 11: 25–26 Jesús le contestó: «Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en Mí, aunque muera, vivirá, y todo el que vive y cree en Mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?

Juan 3:16 “Porque de tal manera amo Dios al mundo que dio a su hijo Unigénito para que todo aquel que en El cree, no se pierda más tenga vida eterna.”

Pero ¿qué pasa con una persona que ha puesto su fe en Cristo?

Momentos como estos, realmente pueden jugar con nuestras mentes. Y piensas, a lo mejor puede ser que Dios está contra mí, incluso como uno de sus hijos. ¿A lo mejor

El me está condenando por algunas de mis fallas o a lo mejor El en realidad no me ama?

¿Sabes lo que necesitan los seguidores de Jesucristo en este momento? Aprender a cantar una canción que les de confianza. Y es exactamente lo que encontramos en Romanos 8:31.

Con eso en mente, abra su Biblia si ya no tiene el capítulo 8 de Romanos abierto.

Nos propusimos en el comienzo de este año a celebrar la verdad de Dios y ¡que increíble que esto fue tan providencial!

Te podrías imaginar si hubiéramos dicho en enero que la razón por la necesidad de hacer este estudio era porque en los próximo 3 meses no tendrías mucho que celebrar:

Deportes universitarios que se cancelaran. De hecho, las universidades también serán cerradas. Al igual que deportes profesionales.

No restaurantes. Muchos no podrían ir a trabajar, o a la escuela, o a conciertos u obras de teatro.

No Servicios en la iglesia. De hecho, el gobierno te ordenará que te quedes dentro de tu casa.

Por lo que es mejor celebrar la verdad de Dios ya que será una de las pocas cosas que nos quedan. Tú en ese momento, me hubieras mirado y pensarías que acababa yo de aterrizar de Marte.

Bueno, aquí estamos. Nuestras vidas están revueltas, pero ¿sabes qué? Aun podemos celebrar .

1 Pedro 1: 23–25 Pues ustedes han nacido de nuevo, no de simiente perecedera, sino de simiente imperecedera, mediante la palabra de Dios que vive y permanece. Porque «todo mortal es como la hierba, y toda su gloria como la flor del campo;la hierba se seca y la flor se cae, pero la palabra del Señor permanece para siempre». Y esta es la palabra del evangelio que se les ha anunciado a ustedes.

Ahora, sé lo que estas pensando. ¿Y no es sorprendente que mi capacidad de leer tu mente no ha disminuido en modo alguno a pesar de que no nos hemos visto durante más de un mes?

¿Nos ama tanto Pastor Viars que ha preparado un examen para ayudarnos a pensar a sobre el libro de Romanos?

Y la respuesta es: absolutamente. Pero esta vez lo vamos a hacer de manera diferente. Vamos a tratar de identificar la ubicación de los versículos claves o conceptos claves de este libro.

Así que vamos a tratar de conectar los versículos de la derecha con los pasajes de la izquierda.

Romanos 1:16

Romanos 1:21 inmorales)

Porque no me avergüenzo del evangelio
Pues, aunque conocían a Dios, no lo honraron como a Dios (los

Romanos 2:1
tú que juzgas (los morales)

Por lo cual no tienes excusa, oh hombre, quienquiera que seas

Romanos 2:29 Pues es judío el que lo es interiormente, y la circuncisión es la del corazón, por el Espíritu, no por la letra (los religiosos)

Romanos 3:26 Jesús

Romanos 4:1 según la carne?

a fin de que Él sea justo y sea el que justifica al que tiene fe en ¿Qué diremos, entonces, que halló Abraham, nuestro padre
Por tanto, habiendo sido justificados por la fe, tenemos paz

Romanos 5:1
para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo,

Romanos 6:11 Así también ustedes, considérense muertos para el pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús

Romanos 7:19 Pues no hago el bien que deseo, sino el mal que no quiero, eso practico

Romanos 8:1 Por tanto, ahora no hay condenación para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne sino conforme al Espíritu.

Te animo a que consideres un par de actividades durante esta cuarentena del COVID- 19.

1. ¿Por qué no eliges un versículo clave de cada capítulo o sección, y trabajas en memorizarlo?

2. O prepara algunas tarjetas y pregúntense sobre los versículos claves y dónde se encuentran. Puede ser que el COVID-19 en algún sentido nos permita celebrar la verdad de Dios de una manera que nunca hubiéramos imaginado.

Ahora, leamos en esta mañana a Romanos 8:31-39.

Romanos 8: 31-39 Entonces, ¿qué diremos a esto? Si Dios está por nosotros, ¿quién estará contra nosotros? El que no negó ni a Su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también junto con Él todas las cosas? ¿Quién

acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quién es el que condena? Cristo Jesús es el que murió, sí, más aún, el que resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?

Tal como está escrito: Por causa Tuya somos puestos a muerte todo el día; Somos considerados como ovejas para el matadero. Pero en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de Aquel que nos amó. Porque estoy convencido de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni lo presente, ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Sin duda pudo ver las 5 preguntas propuestas por Pablo.

Versículo 31 “Si Dios esta por nosotros, ¿quién estará contra de nosotros?” Versículo. 32 “¿Cómo no nos dará también junto con El todas las cosas?” Versículo. 33 “¿Quién acusará a los escogidos de Dios?”
Versículo. 34 “¿Quién es el que condena?”

Versículo. 35 “¿Quién nos separará del amor de Cristo?”

Podemos clasificar esas preguntas en torno a estos tres poderosos temas: La preocupación: tal vez Dios no está por mí.
La culpa: tal vez alguien pueda presentar un cargo contra mí.
La duda: tal vez Dios no me ama.

Y todo esto se intensifica durante los momentos de sufrimiento, recuerda de eso se trata el capítulo 8.

Romanos 8: 17–18 Y si somos hijos, somos también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si en verdad padecemos con Él a fin de que también seamos glorificados con Él. Pues considero que los sufrimientos de este tiempo presente no son dignos de ser comparados con la gloria que nos ha de ser revelada.

Así que hablemos sobre seguridad cuando los tiempos son difíciles. Y con el tiempo que nos queda, busquemos 3 maneras en que el Evangelio nos fortalece en momentos de adversidad.

I. Cuando el sufrimiento produce preocupación, recuerda la provisión suficiente de Dios - 8: 31-32.

En su comentario sobre Romanos 8-16, Tim Keller dice de los versículos que se nos presentan: “el propósito de las preguntas es como tratar de sacar fuera/eliminar nuestra incredulidad. O dicho más simple es, el de convencernos de que somos salvos solo por la gracia y por lo tanto estamos completamente seguros para enfrentar la vida sin miedo. ¡Es increíble, implacable, la lógica intensa como lo dice Martin Lloyd Jones de Gran Bretaña que la llama lógica en fuego! (Tim Keller, Romanos 8-16, p. 55).

Así que vamos a pensar sobre lo que tenemos en frente de nosotros en Romanos 8:31 Entonces, ¿qué diremos a esto? Si Dios está por nosotros, ¿quién estará contra nosotros?

En el lenguaje original de la Biblia la palabra “si”, literalmente, podría ser traducida “ya que”. Y esa parte no se cuestiona para un verdadero seguidor de Jesucristo. Pero

A. Hay muchas respuestas a la pregunta “¿quién contra nosotros?"

Sabemos que:

1. El mundo está contra nosotros.

Juan 17:14 Yo les he dado Tu palabra y el mundo los ha odiado, porque no son del mundo, como tampoco Yo soy del mundo.

Un artículo de opinión en el New York Times el 27 de marzo afirmó que los cristianos evangélicos fueron la razón por la cual el gobierno no estaba más adelantado en su respuesta al COVID-19. Ese tipo de cosas suena como que alguien está en contra nuestra.

2. Nuestra carne

Ya lo hemos visto claramente y es repetido en diferentes ocasiones en los capítulos anteriores.

Romanos 7:24 ¡Miserable de mí! ¿Quién me libertará de este cuerpo de muerte?

Estamos en una batalla espiritual en contra de la combinación de los hábitos pecaminosos de nuestro hombre interior y exterior que todavía existen de este lado del cielo y tiene que continuamente ser dirigida con la verdad de las Escrituras y el poder del Espíritu Santo.

3. Nuestro adversario el diablo

Estoy haciendo un resumen por razones del tiempo, pero Apocalipsis 12:10 afirma: “Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder y el reino de nuestro Dios y la autoridad de Su Cristo, porque el acusador de nuestros hermanos, el que los acusa delante de nuestro Dios día y noche, ha sido arrojado.”

Seguro que será un día feliz.

Por lo que, por un lado, hay mucho de qué preocuparse: ¿tendré la fortaleza, sabiduría y provisión suficientes durante un tiempo de adversidad?

Pero el punto de Pablo es si tu estás vestido de la justicia de Cristo porque ha habido un tiempo definido en su vida donde tu admitiste tu pecado y colocaste tu fe y confianza en Él. Ninguna de estas cosas tendrá éxito sobre ti. Así que no te preocupes por el día de hoy y ningún otro día porque el Dios del cielo y la tierra es por ti y es por lo cual la lógica continúa en el versículo 32 afirmando que:

B. Todas esas preocupaciones potenciales se deshacen al pie de la cruz.

Romanos 8:32 El que no negó ni a Su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también junto con Él todas las cosas?

Es como si Pablo nos estuviera desafiando a colocar a todos los posibles enemigos que podamos imaginar en la mitad de una balanza antigua, como si estuviéramos pesando maní. Luego, cuando tenemos todos los cacahuetes puestos en la balanza, él lanza un yunque al otro lado de la balanza. Ese lado se derrumba y los cacahuetes se dispersan. "Si Dios está por nosotros, ¿quién puede estar en contra de nosotros?" ¿Quién puede oponerse a Dios? La respuesta es "nadie". Nada puede vencernos si el Todopoderoso y Dios del universo está de nuestro lado. (James Montgomery Boice, Romanos 5-8, P. 953)

Si Dios ya nos dio lo mejor de El, que ni siquiera escatimó a Su propio hijo quien murió en mi lugar entonces,

C. Dios ha prometido darnos libremente todas las cosas.

En otras palabras, preocuparse durante tiempos de adversidad es una opción, cuando dudamos del deseo y la voluntad de Dios de cumplir Sus promesas.

O dicho de manera positiva: cuando tu decides confiar en Dios cuando los tiempos son difíciles, tu estas permitiendo que el Evangelio impacte e informe a tu corazón y vida de una manera que pone la preocupación en su lugar adecuado.

Pensemos en eso de una manera corporativa. Usted probablemente sabe que demandas están siendo presentadas a los líderes gubernamentales para que permitan a las iglesias reunirse de nuevo en público.

Sin lugar a duda, hay muchos temas interesantes sobre la libertad civil que se están considerando en muchos frentes en este momento.

Pero me pregunto si algunas iglesias están exigiendo servicios de adoración pública porque están preocupadas por su estabilidad financiera, o si tendrán una iglesia cuando todo esto termine.

Y no vamos a juzgar a nadie porque al nivel individual o corporal todos podemos estar de acuerdo que, como seguidores de Cristo, nosotros debemos de estar en la vanguardia al mostrar que no nos estamos consumiendo con preocupación durante la crisis del COVID-19, gracias a que entendemos las poderosas realidades del evangelio.

Y creo que cuando la iglesia exige tener servicios de Adoración públicos durante una pandemia de salud con una enfermedad altamente infecciosa, juegan en dos de los peores estereotipos imaginables:

1. Que negamos, tememos o somos irrespetuosos hacia la buena ciencia.

Ahora les soy sincero cuando les digo que apenas pase de biología de secundaria y yo no he conseguido un título de medicina en las últimas 4 semanas.

Y seríamos completamente tontos si no aprovechamos al máximo la experiencia médica que tenemos en nuestra iglesia, en nuestra comunidad, en nuestro estado, país y mundo.

Y como hemos dicho, tan pronto como esta pandemia estalló que por favor oren por aquellos que están al frente y los vamos a escuchar y someternos a ellos.

Este es nuestro sexto Domingo sin tener un culto público. De hecho, nuestro séptimo servicio si se cuenta el Viernes Santo.

Nos detuvimos el 15 de marzo por precaución.

El 22 de marzo, un pastor en otra parte del país tuvo un servicio público y anunció que Dios es más poderoso que el virus, que es teológicamente cierto, pero lo utilizó ignorando el lugar de la ciencia en esta discusión.

Y me preguntas, ¿Cómo está él ahora? Bueno, murió la semana pasada y varios de los que estuvieron a su alrededor ahora están luchando por sus vidas.

2. Pero hay un problema más insidioso aquí. Y es el estereotipo de que los cristianos sólo se preocupan por sí mismos y no tienen ninguna preocupación por sus vecinos.

Otro pastor exigió seguir teniendo los servicios públicos diciendo que los cristianos no tienen miedo a la muerte, que, a su vez, en un sentido, es cierto. Pero ¿Cuál es el problema de usar esa verdad como una razón para mantener las iglesias abiertas ahora?

Imagínate que eres pasajero en un carro y el conductor te anuncia y dice que él no tiene miedo de morir y decide manejar su carro a 100 millas por hora. Y piensas, bueno eso está bien para ti, pero yo no quiero estar en tu carro ahora mismo.

Y esto es lo que todos tenemos que entender: todos estamos en el mismo carro.

Y me preguntas, ¿nosotros, y los Presbiterianos, y los metodistas? Y ¿sabes qué? También los ateos y los agnósticos y todo el resto del mundo.

Las opciones que las iglesias tomen en estos momentos pueden potencialmente afectar a toda una comunidad: a nuestras escuelas, empleadores, todos nuestros vecinos no salvos.

Y el punto es, si la preocupación por el futuro de nuestra iglesia nos causara abrir apresuradamente nuestros servicios públicos, una iglesia de nuestro tamaño puede causar daño inimaginable a nuestra comunidad.

Dejemos que el Evangelio nos guíe y que Romanos 8 nos fortalezca.
Cuando el sufrimiento produce preocupación, recuerda la provisión suficiente de Dios.

La iglesia de Jesucristo debe ser la entidad menos preocupada en todo el mundo ahora corporativa e individualmente.

II. Cuando el sufrimiento produce culpa, recuerda el perdón exhaustivo de Dios. Romanos 8: 33-34

¿Qué pasa con la persona que diría que su preocupación no es en la provisión de Dios, pero piensa que a lo mejor esto está sucediendo debido a mi pecado?

Tenemos que encontrar un equilibrio bíblico en eso.

A. Dios usa la adversidad como un medio de disciplina y purificación para sus hijos.

Cuando tengas tiempo lee a Hebreos capítulo 12, los versículos del 1 al 17.

De hecho, las Escrituras enseñan que en realidad es una prueba de que somos sus hijos cuando nuestro Padre celestial nos disciplina.

Y siempre es sabio preguntar ¿pueden este dolor y la incertidumbre revelar maneras en las que necesito crecer?

Pero suponiendo que has hecho esto o continúas haciendo eso, los versículos antes nos advierten de no dejar a alguien que te manipule con un sentimiento de culpabilidad o a ti mismo porque el principio es,

B. Nadie puede con éxito comprobar que la adversidad es una prueba que un hijo de Dios perdió su salvación.

Si el tiempo lo permite, podríamos desarrollar el punto mucho más completo acerca de cómo nuestro adversario ama el acusarnos y poner la duda en nuestros corazones.

Y a lo mejor puedes tener algunas personas a tu alrededor que les gusta hacer lo mismo, a propósito, puede ser que tú también lo hagas.

Esta es una de las razones más importantes por las cuales cualquiera que escuche este mensaje que aún no ha confiado en Cristo como Señor y Salvador debería hacerlo sin demora.

Es por eso que Jesús dijo: “arrepiéntanse o perecerán.”

Lo que sucede cuando una persona se arrepiente:

1. Dios es el que justifica.

Romanos 8:33 - ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.”

Este ha sido uno de los puntos centrales de todo este libro. No somos salvos por nuestras obras porque nunca podrían ser lo suficientemente buenas.

Somos salvos cuando admitimos nuestro pecado, y confiamos en la muerte, sepultura y resurrección de Cristo como nuestro único medio de redención.

Y cuando hacemos eso, ¿quién nos justifica? ¿nos justificamos?

¿Qué nos dice el versículo clave que vimos anteriormente en nuestro examen?

Romanos 3:26 “para demostrar en este tiempo Su justicia, a fin de que Él sea justo y sea el que justifica al que tiene fe en Jesús.”

Por eso el capítulo 8 comienza con la preciosa promesa: Romanos 8: 1 “Por tanto, ahora no hay condenación para los que están en Cristo Jesús.”

No hay ninguna condenación que se mantenga en pie. Y eso es verdad en momentos de adversidad o de bonanza.

2. Cristo es el que murió y fue levantado.

Romanos 8:34 “¿Quién es el que condena? Cristo Jesús es el que murió, sí, más aún, el que resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.”

Jesús bebió la copa de la condenación y todo eso fue clavado a la cruz. Y por favor recuerde esto, que la cruz está vacía hoy. Es por lo que nunca verás en nuestra iglesia una cruz con Cristo clavado porque el resucitó. Y ¿Dónde está El ahora y que está haciendo durante COVID-19?

3. Jesucristo está a la diestra del Padre intercediendo por nosotros.

Romanos 8:34 “¿Quién es el que condena? Cristo Jesús es el que murió, sí, más aún, el que resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.”

¿Tienes a alguien orando por ti en este momento? Y espero que lo tengas. Bueno y dices, mis pastores, diáconos, mis amigos y seres queridos lo están haciendo. Excelente, y claro que esto te anima.

Pero ¿Quién más está orando por ti? El crucificado y resucitado Cristo Jesús.

Y por favor no permitas que la culpa fuera de lugar evite que te regocijes en este aspecto del evangelio que nos da seguridad en momentos de adversidad.

III. Cuando el sufrimiento produce dudas, recuerde el amor incondicional de Dios. Romanos 8: 35-39.

Estos últimos versículos de Romanos capítulo 8 traen una fortaleza, apoyo increíble y aliento a los hombres y las mujeres que son seguidores de Jesucristo.

Pero quiero estar seguro de que me estoy expresando de una manera súper clara con respecto a estos versículos. Estos versículos solo pueden ser reclamados por aquellos que han sido lavados en la sangre del Cordero.

Alguien de la comunidad me dijo en el supermercado el otro día a través de una máscara, ¿pero no vamos todos al mismo lugar?

Este no es el tiempo para una falta de precisión en la medicina, y tampoco es el tiempo para una falta de precisión en la teología.

Amigo, si usted no sabe, que usted sabe, que usted sabe que ha habido un momento definido cuando se arrepintió de sus pecados y recuerda que Jesús fue directo en su mensaje sobre la torre de Siloé, te pido que lo hagas ahora mismo.

Porque parte de la belleza del Evangelio es porque ahora, en Cristo, tú puedes reclamar estas promesas como tuyas.

A. Independientemente de las circunstancias

Tu desearás esta semana leer un comentario y estudiar el significado de cada una de estas palabras. Ellas están repletas de poder y significado.

Tribulación - thlipsis: ser exprimido o colocado bajo presión.

Angustia- stenochoria: palabra compuesta que significa “estrecho” y “espacio” que llevan la idea de estricto confinamiento, o el de ser cercado sin poder detenerlo (MacArthur, Romanos 1-8 Página 511).

Pero incluso cuando te sientes así ¿qué proclama el versículo 37?

B. Puedes estar completamente seguro del resultado.

Romanos 8:37 “Pero en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.”

Hupernikao: un verbo compuesto que significa literalmente a la híper-conquista, la súper-conquista, conquistar, por así decirlo, con éxito que sobreabunde (MacArthur, Romanos 1-8 Página 514).

Y por favor recuerda que este capítulo comenzó hablando sobre el poder del Espíritu Santo quien vive en nosotros.

Mientras más seguros estemos de su amor incondicional, más audaces seremos al enfrentarnos a la adversidad con confianza.

C. Porque nada puede separarnos de su amor.

Romanos 8: 38–39 “Porque estoy convencido de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni lo presente, ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús Señor nuestro.”

Comenzamos esta mañana hablando sobre la soberanía de Dios.

¿Crees que fue un accidente que, en noviembre, se eligió el tema anual que decidimos sobre celebrar la verdad de Dios?

¿Tú piensas que fue un accidente que en noviembre planeamos que en este domingo en particular estudiaríamos estos versículos en Romanos 8?

¿Podemos insertar fácilmente COVID-19 en esta lista de Romanos 8: 31-39?

Dr. Steve Viars

Roles

Senior Pastor - Faith Church

Director - Faith Legacy Foundation

Bio

B.S.: Pre-Seminary & Bible, Baptist Bible College (Now Clarks Summit University)
M.Div.: Grace Theological Seminary
D.Min.: Biblical Counseling, Westminster Theological Seminary

Dr. Steve Viars has served at Faith Church in Lafayette, IN since 1987. Pastor Viars leads and equips Faith Church as Senior Pastor with a focus on preaching and teaching God’s Word and using his organizational skills in guiding the implementation of the Faith Church mission and vision. He oversees the staff, deacons, and all Faith Church ministries. Dr. Viars serves on the boards of the Association of Certified Biblical Counselors, Biblical Counseling Coalition, Vision of Hope, and the Faith Community Development Corporation. Steve is the author, co-author, or contributor to six books and numerous booklets. He and his wife, Kris, were married in 1982 and have two married daughters, a son, and three grandchildren.

Read Steve Viars’ Journey to Faith for the full account of how the Lord led Pastor Viars to Faith Church.

View Pastor Viars' Salvation Testimony Video